Viajar a Alemania

Viajar a Alemania

Excursiones . Tours . Fotos . Mapas . Traslados . Actividades
Hoteles . Coches . Entradas . Vuelos . Restaurantes . Información Alemania

Bienvenido a Alemania

Alemania que es conocida oficialmente como la República Federal de Alemania es el país más grande de Europa Central y el estado más poblado de la UE. Limita al este con la República Checa y Polonia, al norte con Dinamarca, al oeste con Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Francia y al sur con Austria y Suiza. Alemania está subdividida en 16 estados políticamente poderosos (Bundesland o Bundesl ... nder) que a veces corresponden a regiones históricas anteriores a un estado alemán unificado.

Alemania ha sido y sigue siendo históricamente, una potencia política, económica y culturalmente; llegando a ser el estado más influyente de entre los países miembros de la UE además de contar una gran cantidad de población y ser líder producción económica. Conocida en todo el mundo por su "ingeniería alemana", así como por las principales compañías bancarias y de seguros del mundo, es igualmente admirada por los visitantes por su encanto del viejo mundo y su Gemütlichkeit (calidez). Alemania es un país sorprendente lleno de diversidad regional.

De forma territorial Alemania es uno de los países más grandes de Europa, Alemania abarca una amplia variedad de paisajes: las altas y escarpadas montañas del sur; las llanuras arenosas y onduladas del norte; las colinas boscosas del oeste urbanizado; y las llanuras del este agrícola. En el corazón espiritual del país se encuentra la magnífica ciudad centro-oriental de Berlín, que surgió como el ave fénix de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial y que ahora, después de décadas de división, es la capital de una Alemania reunificada, y el río Rin, que fluye hacia el norte desde Suiza. Alemania también cuenta con una importante oferta artística, llegándose a destacar el arte visual, la literatura, el folklore y el canto. A lo largo de sus orillas y de las de sus principales afluentes -entre ellas el Neckar, el Main, el Mosela y el Ruhr- se encuentran cientos de castillos medievales, iglesias, pueblos pintorescos, ciudades mercantiles y centros de aprendizaje y cultura, entre los que se encuentran Heidelberg, donde se encuentra una de las universidades más antiguas de Europa (fundada en 1386), y Maguncia, que es históricamente uno de los centros editoriales más importantes de Europa. Todos ellos son el centro de la próspera economía turística de Alemania, que atrae a millones de visitantes al país cada año, atraídos por su belleza natural, historia, cultura y gastronomía (incluyendo sus famosos vinos y cervezas).

El nombre de Alemania no describe desde hace mucho tiempo un lugar en particular, sino el suelto y fluido sistema de gobierno de los pueblos germano parlantes que dominaron gran parte de Europa occidental al norte de los Alpes durante milenios. Aunque Alemania en ese sentido es una entidad antigua, la nación alemana en su forma actual no nació hasta el siglo XIX, cuando el primer ministro prusiano Otto von Bismarck reunió a docenas de reinos, principados, ciudades libres, obispados y ducados de habla alemana para formar el Imperio Alemán en 1871. Este llamado Segundo Reich se convirtió rápidamente en la potencia líder de Europa y adquirió colonias en África, Asia y el Pacífico. Ese imperio de ultramar fue desmantelado tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial y la abdicación del emperador Guillermo II. La depresión económica, el desempleo generalizado y las luchas políticas que estuvieron al borde de la guerra civil siguieron, llevando al colapso de la República progresista de Weimar y al surgimiento del Partido Nazi bajo Adolf Hitler. Después de tomar el poder en 1933, Hitler estableció el Tercer Reich y poco después se embarcó en una ruinosa y devastadora guerra como jamas hubo para conquistar Europa y exterminar a judíos, romaníes (gitanos), homosexuales y otros.

El Tercer Reich se desintegró en 1945, derribado por los ejércitos aliados de Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Soviética, Francia y otros países. Las potencias victoriosas dividieron Alemania en cuatro zonas de ocupación y más tarde en dos países: la República Federal de Alemania (Alemania Occidental) y la República Democrática Alemana (Alemania Oriental), separadas durante más de 40 años por una larga frontera. En Alemania Oriental, hasta la caída de su gobierno comunista en 1989, esta frontera estaba marcada por defensas diseñadas para impedir la fuga de sus habitantes. Los 480 kilómetros cuadrados del territorio de Berlín Oeste también fueron rodeados de 1961 a 1989 por el Muro de Berlín que atraviesa la ciudad y por una valla de malla metálica fuertemente vigilada en las zonas colindantes con la campiña de Alemania Oriental. Aunque Berlín fue un punto álgido entre Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría, la ciudad declinó en importancia nacional e internacional hasta 1989-90, cuando un levantamiento popular y pacífico derrocó al gobierno de Alemania Oriental y poco después restauró un Berlín unido como capital de una Alemania reunificada.

Claramente, la Alemania moderna lucho por equilibrar sus intereses nacionales con los de una afluencia de refugiados políticos y económicos procedentes de lugares lejanos, especialmente del norte de África, Turquía y el sur de Asia, una afluencia que ha alimentado las tensiones étnicas e incrementado las filas de los partidos políticos nacionalistas, en particular en la Alemania oriental, donde el desempleo es el doble que en la parte occidental. Las tensiones se agudizaron especialmente en la segunda década del siglo XXI, cuando más de un millón de inmigrantes entraron en Alemania tras las revoluciones de la primavera árabe y la guerra civil siria.

Dado que Alemania es una parte arbitraria del sur-norte de Europa central, no tiene una vegetación y una vida animal muy diferentes de las de los países vecinos. Antes de su asentamiento, Alemania estaba casi totalmente cubierta de bosques, excepto en algunas zonas pantanosas. En la actualidad hay muy poca vegetación natural; tanto las áreas cultivadas como los extensos bosques del país, que representan alrededor de una quinta parte de la superficie total del país, y que en su mayoría son artificiales.

Los pueblos de habla alemana -que incluyen a los habitantes de Alemania, así como a los de Austria, Liechtenstein y la mayor parte de Suiza y Luxemburgo; pequeñas porciones de Francia, Bélgica, los Países Bajos e Italia; y los restos de las comunidades alemanas en Europa oriental- son extremadamente heterogéneos en cuanto a sus orígenes étnicos, divisiones dialectales y patrimonio político y cultural, en los que la escisión entre el protestantismo y el catolicismo romano ha jugado un papel significativo desde la Reforma Protestante y la Contrarreforma Católica en el siglo XVI.

Económicamente, Alemania tiene una economía social de mercado con una mano de obra altamente cualificada, un gran capital social, un bajo nivel de corrupción y un alto nivel de innovación. Es el tercer exportador mundial de mercancías y tiene la mayor economía nacional de Europa, que es también la cuarta mayor del mundo por PIB nominal y la quinta por PPA.

A principios del siglo XXI, casi una décima parte de la población -unos ocho millones de personas- no eran alemanes. Más de un millón de inmigrantes entraron en Alemania sólo en 2015, y pronto se produjo una reacción xenófoba populista. Esto impulsó el surgimiento del partido de extrema derecha Alternativa antiinmigrante y antiislámica para Alemania (Alternative für Deutschland; AfD).

Pese a todo, Alemania es un país abierto y tolerante con las personas provenientes de toda parte del mundo además de que se encuentra Alemania entre los primeros países más visitados del mundo por los turistas, llegando a ocupar el noveno puesto.

Después de Estados Unidos, Alemania es el segundo destino de inmigración más popular del mundo. Al 2016, cerca de diez millones de los 82 millones de residentes de Alemania no tenían ciudadanía alemana, lo que representa el 12% de la población del país. La mayoría de los migrantes viven en el oeste de Alemania, en particular en zonas urbanas.

En 2014, el grupo nacional más numeroso era de personas de origen turco (2.859.000), seguido de Polonia (1.617.000), Rusia (1.188.000) e Italia (764.000), además de contar con 215.740.000 personas de origen africano, lo que representa un aumento del 46% desde 2011. Desde 1987, alrededor de 3 millones de personas de etnia alemana, en su mayoría de los antiguos países del bloque oriental, han ejercido su derecho de retorno y han emigrado a Alemania.

La Reforma iniciada por Martín Lutero en 1517 dividió a los cristianos alemanes entre el catolicismo romano y el protestantismo. La Paz de Augsburgo (1555) introdujo el principio de que (con algunas excepciones) los habitantes de cada uno de los numerosos territorios de Alemania debían seguir la religión del gobernante; así, el sur y el oeste se convirtieron principalmente en católicos romanos, el norte y el este protestantes. La afiliación religiosa tuvo un gran efecto no sólo en factores subjetivos como la cultura y las actitudes personales, sino también en el desarrollo social y económico. Por ejemplo, la voluntad de Berlín de recibir a los refugiados religiosos calvinistas (hugonotes) de la Francia de Luis XIV significó que a finales del siglo XVII una quinta parte de los habitantes de la ciudad eran de origen francés. Los hugonotes introdujeron numerosas ramas nuevas de fabricación en la ciudad e influyeron fuertemente en la administración, el ejército, el avance de la ciencia, la educación y la moda. El dialecto berlinés todavía emplea muchos términos de la derivación francesa.

Los luteranos y los católicos romanos en Alemania ahora son casi iguales en número. Pequeños porcentajes de alemanes pertenecen a lo que se conoce como las iglesias libres, como los metodistas evangélicos, los calvinistas, los antiguos católicos, los testigos de Jehová y (con mucho el mayor) los ortodoxos orientales. El número de personas que no profesan ninguna religión (Konfessionslose) ha aumentado considerablemente y ahora representa aproximadamente una quinta parte de todos los alemanes. Debido a la inmigración a gran escala procedente de Turquía, Oriente Medio y el norte de África, los musulmanes representan actualmente alrededor del 5 por ciento de la población total, siendo una de las religiones más extensas del país. Se estima que entre 2011 y 2015 la población musulmana aumentó en 1,2 millones de personas, en su mayoría debido a la inmigración. Sólo unos pocos miles de judíos alemanes sobrevivieron al Holocausto. Durante la década de 1990, sin embargo, la población judía de Alemania se cuadruplicó, como resultado de una importante inmigración procedente de Europa oriental (especialmente de Rusia). Actualmente hay unos 100.000 judíos en el país, y Berlín, con la mayor concentración de judíos de Alemania, ha experimentado un modesto renacimiento de una nueva próspera comunidad judía.

Alemania sin duda que ofrecerá una experiencia increíble al visitarla con su historia y su cultura.

Historia de Alemania

La Prehistoria de Alemania -Hacia 10.000 a.C.: A medida que la última glaciación llega a su fin y las condiciones climatológicas se suavizan, diversos grupos de cazadores-recolectores del Pal...

Leer más

El Transporte en Alemania

Alemania es un país desarrollado con una amplia y moderna infraestructura de transporte. Viajar a Alemania es relativamente fácil y hay una gran variedad de compañías aéreas que vuelan a los prin...

Leer más

Fauna y flora de Alemania

La flora de Alemania es de una gran variedad y vistosidad. Cerca del 31% del territorio está compuesto por bosques, la mayoría de los cuales se pueden encontrar en la mitad sur del país. Cerca de d...

Leer más

La Gente y sus costumbres en Alemania

La puntualidad es la base de la sociedad alemana; por lo tanto, las personas suelen llegar a la hora citada, ni más tarde ni más pronto. Para ellos ser impuntual es signo de ser maleducado. A la ho...

Leer más

Antes de viajar a Alemania

¿Así que está planeando ir a Alemania? ¡Sin duda que habrá logrado tomar una gran decisión! Sin duda que este país ofrece una gran cantidad de cosas para poder realizar, así que lea acerca d...

Leer más

Cultura de Alemania

La escena cultural alemana la constituyen los 6.200 museos ,820 salas de teatro , 130 orquestas profesionales y 8.800 bibliotecas. La pintura alemana contemporánea goza de gran vitalidad y es reconoc...

Leer más

Qué comer en Alemania

Cuando se menciona la comida alemana tradicional por lo regular la mayoría de la gente tiende a pensar en salchichas, chucrut y cerveza - pero la comida alemana es mucho más que estas tres cosas. Si...

Leer más

Qué hacer en Alemania

La lista de atracciones y actividades turísticas en Alemania parece interminable, con muchos lugares de interés cultural, arquitectura romántica y, además, hermosos paisajes. Alemania ofrece prá...

Leer más

Qué comprar en Alemania

Sin duda alguna ir de compras en Alemania es la mejor actividad, debido a sus más de 400 centros comerciales dentro de los cuales podrás encontrar gran variedad de boutiques, restaurantes, cafeterí...

Leer más

Visado de Entrada A Alemania

Alemania es miembro del Acuerdo de Schengen, por lo que los ciudadanos europeos pueden cruzar las fronteras interiores en cualquier lugar sin que se realice control alguno. Aconsejamos llevar el DNI. ...

Leer más
Más imágenes de Alemania




Todo sobre Alemania

Busca en Flicker fotos de Alemania

Videos sobre Alemania

Mapa de Alemania

Noticias de Alemania

Busca en Google las mejores fotos de Alemania

Alemania en Wikipedia

Enlaces sobre Alemania

Más sobre Alemania



Ofertas de hoteles en Alemania >>



";

Las mejores ofertas de alquiler de coches en Alemania >>





Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x