Historia de China China se considera como una de las civilizaciones más antiguas del mundo, la cual ha tenido mucha más continuidad a diferencia de otras naciones hasta la época actual donde surgieron las primeras dinastías Xia, Shang y Zhou.
Además China es un país con una rica historia milenaria y muy intensa. Es una nación que llega a contar con unas tradiciones muy ancestrales y una cultura que se remonta a muchos siglos atrás en el tiempo. Sus sorprendentes y maravillosos paisajes naturales, su rica gastronomía y su gente amable, dejaran muy sorprendido al visitante.
Debido al gran tamaño de este maravilloso país asiático se han llegado a encontrar, gracias a las exploraciones arqueológicas, varios restos humanos que podrían tener una conexión directa con el chino actual de hace 2 millones de años. Estos restos son el Hombre de Yuanmou, el Hombre de Lantian y el Hombre de Beijing, los cuales ya caminaban rectos y usaban el fuego y otras herramientas. Sin embargo otras fuentes históricas, estos hombres fueron aniquilados por el homo sapiens que procedía de África, por lo que su relación directa con los chinos no puede probarse aún.
Una de las principales culturas chinas que surgió fue la cultura de Yangshao (6.000-7.000 años antes), considerada la antecesora de otras culturas famosas como la Longshan, Hongshan, Dawenkou y Hemudu que llegaron a marcar el inicio de la unidad territorial y política de la Llanura del Norte de China.
Según los registros escritos parecen apuntar a que la nación china emergió después de que las primeras tribus en la cuenca del río Amarillo (Yangtsé) comenzaran a cultivar arroz y otros elementos en el lugar. En esa época, quien fuera conocido como el Emperador Amarillo, Huang Di, logró dominar las tierras del norte de China tras expulsar a sus rivales dando el inicio a la sucesión de dinastías como la Xia y la Shang que fueron llevando, paso a paso, a la nación china a convertirse en lo que se ha convertido hoy en la actualidad.
La primera dinastía fue la Xia, quienes durante su época se llegara a inventar el calendario chino, varios registros han mantenido la lista de los soberanos de una dinastía Shang (fechas tradicionales: 1766 a.C. a 1112 a.C.). Después los Shang acabaron por ser reemplazados por los Zhou (a fines del milenio II a.C.).


Los Zhou en un principio fundaron su capital cerca del emplazamiento de la actual Xian (Sian), y después se tuvieron que refugiar más tarde (750 a.C.), bajo la presión de los “bárbaros” vecinos, en Henan (Honan), en las cercanías de Luoyang.
Durante esta época también la política y la filosofía llego a experimentar muchos cambios: fue el tiempo en que surgió la época de las “cien escuelas”. Surgió en aquel tiempo Confucio, quien comenzara a resaltar los principios morales y proponía regular las costumbres por la educación.
Otras escuelas importantes surgida fue la del taoísmo, que se sentía recelosa de la política y promovía la vuelta a la naturaleza y a un modo de vida que fuera lo más sencillo posible, y la de los legistas, que querían gobernar a la sociedad con todo el poder de la ley.
En los siglos IV a.C. y III a.C. existieron varias disputas entre los grandes principados del territorio que finalmente se transformaron en auténticas guerras de anexión, que llegaron a su fin en el año 221 a.C. con el triunfo de la dinastía que gobernaba el estado occidental de los Qin. Este fue el primer emperador que ordenó la construcción de la gran muralla china.
Shi Huangdi (221 a.C. a 210 a.C.), fue el primer emperador de la dinastía Qin, siguiendo los principios de la escuela legalista, organizo la administración centralizada y jerarquizada. Llegando a perdurar a través de todas las dinastías, e hizo todo lo posible por unificar la cultura y la ideología chinas según las pautas de aquella escuela.
La dinastía Han (206 a.C. a 220 a.C.) desde su capital, Changan, continuó la obra unificadora de la dinastía de los Qin, pero al mismo tiempo se acabó por formar una nueva clase de terratenientes que acabaron por controlar grandes dominios y a menudo cada vez tenían más la tendencia a independizarse del poder central.
Los Han decidieron adoptar la doctrina del confucianismo en lugar del legalismo como ideología oficial, llegaron a reservar para el Estado distintos monopolios y abrieron un nuevo sistema de reclutamiento de los funcionarios, que fuera el origen de la importante clase de los mandarines.


Bajo la dinastía de los Han el emperador se llegó a convertir en la viva personificación del Estado, llegando a contar con un poder legislativo, ejecutivo, judicial y religioso. Sin embargo entre los años 9 y 22 un gran dignatario, Wang Man, llego a arrebatarle la autoridad.
Una vez que comenzó el año 23 la dinastía Han logro finalmente recuperar el poder, aunque cambiando la capital más al este, a Luoyang, por lo que recibe la denominación de “Han orientales”. Hubo un aumento del número de campesinos libres que pasaron al control de los grandes propietarios lo cual dio originó a un gran levantamiento popular, conocido como los “turbantes amarillos” (184), cuyos jefes llegaron a estar influidos por la ideología taoísta.


La crisis comenzó a agudizarse con los ataques de los grupos nómadas, que constantemente llegaban a arremeter en la frontera del noroeste, y la dinastía acabo finalmente por hundirse, por lo cual el final del poder real acabo por pasar a los militares que gobernaban varias regiones, así como a las grandes familias terratenientes que los sostenían.
En el tiempo que fuera conocido como el de los “tres reinos y seis dinastías” (220-618) China estaba dividida en tres reinos, el de Wei al norte, el de Shu al oeste y el de Wu en el bajo Yangzi Jiang, hubo constantes luchas de poder y un progresivo repliegue hacia el sur, mientras el norte sufría de varias sucesivas invasiones de tribus bárbaras.
Una vez que comenzó el siglo IV, el imperio nacional chino termino reducido a la China Meridional. En él, sin embargo el budismo alcanzó gran esplendor y las artes y las ciencias tuvieron un gran desarrollo, lo cual se vio favorecido por el uso del papel, que había sido inventado en el período anterior.
Justo en ese mismo tiempo, en la parte norte del Yangzi Jiang, se comenzaron a gestar algunos imperios fundados por jefes no chinos que supieron asimilar la técnica y la administración chinas sin que tuviesen que perder sus vínculos tribales. El más importante fue el imperio de Wei (386 – 557), de una tribu que pertenecía a la familia de los hunos de los tuoba, que acabaron por unificar el norte y adoptar el budismo.
Este periodo también experimentó un periodo muy turbulento que se encontraba sumido en guerras y rebeliones entre los diferentes extractos del gobierno que se encontraban compitiendo por el poder. Asimismo, se llegó a vivir en una época de decadencia caracterizado por la rebelión del pueblo el cual llegará a poner fin a la Dinastía Tang.
Bajo el gobierno del emperador Xuanzong (713-756), el imperio chino, que ya se había anexionado Corea y Annam, intentaba consolidar sus posiciones en Asia Central, pero finalmente fue derrotado por los árabes.
A partir de esta derrota comenzó la decadencia de la dinastía Tang, que después fue sucedida por un período anárquico conocido como el de las “cinco dinastías” (907-960) en el que China estuvo de nuevo dividida. A pesar de todo, las ciudades del sur, se enriquecieron gracias al comercio del té, comenzando a vivir un momento de gran prosperidad.
Después comenzó una nueva reunificación llevada a cabo por la dinastía de los Song (960-1279) donde se adoptó una ideología oficial conocida como neoconfucianismo, sin embargo hubo mucha opresión cuya dinastía se volvió muy autoritaria.
China posteriormente sufrió la invasión de los mongoles bajo la dirección de Gengis Khan los cuales se dedicaban constantemente a invadir el territorio ocasiono que el emperador chino se viera obligado a trasladar la capital a Hangzhou, al sur del Yangzi Jiang en el año de 1126.
Sin embargo esta acción fue inútil porque los mongoles finalmente acabaron por someter a China bajo la dirección de Kubílai (1260-94) arrebatándole el poder a los Song.
Kubilai trasladó la capital a Beijing y fundó la dinastía de los Yuan (1279-1368), la cual transformó de forma profunda la estructura del país. Los Yuan desarrollaron el comercio del sur llegando a exportar seda, importar varias especias, el papel moneda se volvió en uso corriente.
Fue hasta durante a mediados del siglo XIV que surgiera una revuelta campesina que fuera conocida como los “turbantes rojos” la cual termino por derrocar a la dinastía mongol de los Yuan. Un campesino llamado Zhu Yuanzhang (Chu Yuang-chang), a través de estas revueltas que lograra hacerse con el poder y terminara por fundar una nueva dinastía, conocida como la dinastía de los Ming (1368-1644).
Bajo la dinastía Ming el imperio tuvo una época de gran progreso llegando a superar a la Europa de la edad media en cuanto a avances y el nivel de desarrollado en aquella época.
Después los eunucos se hicieron con el poder y los portugueses se apoderan de Macao, Después surge de la región de Manchuria la Dinastía Qing que lograba conquistar Beijing acabando por consolidar su expansión territorial, incorporando bajo dominio chino : Taiwán, Tíbet (Lhasa), la región de Xinjiang y Mongolia.
Los 150 primeros años que llegara a gobernar esta dinastía se logró tener un momento de mucha estabilidad interna además de haber mucha expansión hacia el exterior, impulsada ésta por un considerable desarrollo demográfico, que se unió a la introducción de nuevos cultivos e industrias.
Posteriormente durante el siglo XVII con el permiso del gobierno chino entraron los jesuitas quienes marcaron el contacto entre China y occidente. Sin embargo durante esa época sufrió el constante acoso de ingleses, franceses y portugueses lo cual provoco que el país se volviera más restringido en sus relaciones con el mundo occidental.
Comenzaron diversas revueltas sociales que provocaron inestabilidad al país y muchos años más tarde surgió el primer enfrentamiento militar entre Gran Bretaña y China dando inicio así a la guerra del opio: (1839-1842) la cual fue ganada muy fácilmente por Gran Bretaña, que a través del Tratado de Nankín (1842) obligo a China a ceder el territorio de Hong Kong como una base naval y comercial, China se vio obligada a abrirse al comercio británico de los puertos de Guangzhou, Xiamcn, Fuzhou, Ningbo y Shanghai, y la regularización de los aranceles comerciales.
Bajo el mandato de la Emperatriz Regente Cixi, comenzaron a aparecer los primeros movimientos de reforma de la burguesía china, algo a lo cual se rehusó y luego de que las potencias coloniales occidentales y Japón se hicieran del control de varios territorios chinos Se dio inició a la guerra chino-japonesa entre 1894 y 1895, por la rivalidad con Japón por la influencia sobre Corea. La guerra que ocasiono finalmente la derrota de China, provoco que aumentara del desprestigio de la Dinastía Qing y el surgimiento de varios numerosos movimientos revolucionarios como la rebelión de los boxers que pedían la formación de una república. El 10 de octubre del año 1911 se produjo el Levantamiento de Wuchang, en el que los rebeldes alzaron las armas contra la dinastía Qing, provocando la Revolución de Xinhai.
Sun Yatsen, apoyado por varios jóvenes militares y estudiantes, a partir del año 1911 los cuales estaban educados con ideas occidentales, fundara, en Cantón, el Guomindang, el partido nacionalista cuyos principios fundamentales eran pedir la unificación nacional, la democracia y el aumento del nivel de vida de las personas.
Comenzó una revolución que acabara con la abdicación, en 1912, de Pu Yi, quien fuera el último emperador chino. La presidencia de la República llego a ser ofrecida por Sun Yatsen a Yuan Shikai, quien fuera el general del ejército real, mientras Sun se reservaba la dirección de la Asamblea Nacional; pero pronto entraron en conflicto, porque Yuan trató de gobernar autoritariamente mediante un régimen personalista.
Después de su muerte, la cual ocurrió en 1916, el país acabo desintegrado políticamente; mientras en teoría el Gobierno de Beijing seguía funcionando, una serie de “señores de la guerra” o comandantes militares semiindependientes acabaron por repartirse el país.
En medio de mucho desorden y el vacío que ocasiono la falta de poder en el país, fue fundado en el año de 1921, con Mao Zedong como uno de sus líderes, el Partido Comunista. Algo que ocasiono el éxito y popularidad de este partido fue debido a que lograron conseguir la confianza de los campesinos, los cuales no tenían nada y se encontraban desesperados por su situación.
Posteriormente siguieron sucediendo largos años de guerra entre los guerrilleros comunistas y las fuerzas del Guomindang, hasta que finalmente en 1934 estas últimas expulsaron del sur de China a los comunistas, los cuales se vieran obligados a instalarse en la provincia de Shanxi, en el norte, después de tener que recorrer 10.000 kilómetros de largo (la Larga Marcha). Mientras tanto, los militares rivales del Guomindang se estaban disputando el poder en las provincias del Norte, lo cual se convirtió en un foco de luchas civiles y anarquía.
Hubo una serie de luchas civiles que acabaron por manchar de sangre el país desde 1920 hasta 1940 llegando a ser un signo de fracaso de los gobiernos que regían lo cual repercutió desfavorablemente en el progreso técnico y económico.
En 1931 Japón acabo por invadir la zona de Manchuria y la acabo por convertir en un estado vasallo; en 1937 los japoneses atacaron el Norte del país y conquistaron Shanghai y Nanjing, lo que significó el comienzo de la segunda guerra chino-japonesa (1937-45).
Una vez que los japoneses ocuparon el país comenzaron a masacrar a la población civil china. Según algunos documentos se registró que solamente en Nanjing el número de muertos civiles llego a ascender a más de 300.000 personas.
Finalmente las fuerzas del Guomindang tuvieron que pactar con los militares disidentes del Sur y con el ejército popular comunista las acciones militares contra los invasores.
Finalmente gracias a la derrota de Japón frente a los Estados Unidos se dio fin a la segunda guerra mundial, China fue por fin liberada sin embargo siguieron continuando las guerras en 1946 entre nacionalistas y comunistas para finalmente acabar siendo victoriosos los comunistas bajo el mando de Mao Zedong llegando a obligar a Chiang Kaishek y a sus seguidores a marcharse a Taiwán, bajo protección estadounidense gobernando la isla hasta su muerte (1975).
Posteriormente el 1 de octubre de 1949 Mao Zedong anunció en la ciudad de Beijing la proclamación de la República Democrática Popular China. Los comunistas formaron una asamblea del pueblo la cual eligió presidente de la República a Mao Zedong, primer secretario del partido, y a Zhou Enlai jefe del Gobierno y ministro de Exteriores.
Una vez proclamada la Republica Popular algunas de las primeras medidas tomadas por el líder fueron: la distribución justa de la tierra entre los campesinos, la creación de la industria y el control total de los recursos estatales. En un comienzo también se dio mayor libertad a los medios de comunicación, sin embargo cuando estos comenzaron a criticar la corrupción y el aislamiento que se vio sometido el país acabaron por sufrir ataques represivos por parte del gobierno comunista.
Con el triunfo de los comunistas se mejoraron las relaciones entre China y la Unión Soviética, Los soviéticos facilitaron ayuda económica, técnica y militar en gran medida, abrieron fábricas y varios complejos industriales, etc. No fue sino hasta 1957 que se produjo la socialización del sector agrícola, la cual era la base de la economía china, llegándose a efectuar en varias etapas y con varias normas rigurosas de austeridad.
En 1950 las tropas chinas ocuparon el Tíbet, el cual fuera un Estado teocrático budista que se encontraba dotado de una posición estratégica clave para el dominio de China, donde los sacerdotes budistas (lamas) fueron despojados de su poder y sometidos a una dura represión obligando finalmente al Dalai Lama a huir del país. El Dalai Lama tuvo que cruzar los montes Himalayas a pie, en un peligroso viaje que le llevó al exilio en la India acompañado prácticamente por 50 mil seguidores.
El 10 de marzo de 1959 hubo sublevaciones en Lhasa para exigir su independencia. Sin embargo las manifestaciones fueron brutalmente reprimidas hasta la total ocupación del país. Varias decenas de miles de tibetanos acabaron muriendo debido a los bombardeos y otros fueron encarcelados.
Sin embargo en 1960 las relaciones con la Unión Soviética entraron en una crisis muy profunda, la cual fue motivada por diferencias ideológicas en la estrategia comunista mundial y por varios conflictos fronterizos.
En octubre de 1962 estalló un conflicto armado en la frontera chino-india del Himalaya por diferencias de trazado de fronteras saliendo victoriosa China.
Mao Zedong iba perdiendo protagonismo lo cual provocó que intentara volver a la esencia comunista del régimen estableciendo la conocida Revolución Cultural a partir de 1966.Esta política causo la muerte, la represión, el caos, y varias traiciones provocaron que una gran cantidad de personas acabaran en la cárcel o en campos de reeducación. También personas importantes dentro del partido comunista chino como Deng Xiaoping, profesores o médicos de prestigio sufrieron las consecuencias. Finalmente toda esta represión finalizo en 1976 con la muerte de Mao Zedong.
Las relaciones entre Estados Unidos y China volvieron a entrar en una nueva etapa de acercamiento con la visita de Nixon a Pekín en el año de 1972.
Tras la muerte de Mao Zedong el 9 septiembre 1976 se afirmó el papel de Hua Guofeng y, sobre todo, de Deng Xiaoping, quien fuera rehabilitado en el cargo en 1977 y nombrado viceprimer ministro en 1978, a partir de esta etapa desempeño un papel importante ya que comenzó una etapa moderada, a través de una campaña de crítica contra la radical “banda de los cuatro”, encabezada por Jiang Qing, viuda de Mao. Quien fuera arrestada junto con los tres políticos, fue condenada a pena de muerte sin embargo la pena le fue conmutada por la de cadena perpetua (1981) y en 1991 fue liberada debido a un cáncer en la garganta que padecía falleciendo diez días después, se cree que pudo haberse suicidado.
Deng Xiaoping promovió durante la Tercera Sesión del XI Comité Central del Partido Comunista Chino un plan económico y político que debería llevar a China a lo más alto paso a paso. Lo primero y principal de las reformas que comenzó Deng fue comenzar la reforma desde el campesinado, promovió la inversión de las empresas privadas y el uso particular de la tierra. Posteriormente después de la reforma agrícola se pasó a la industrial y financiera, logrando un aumento del nivel de vida en el país con fuertes subidas del PIB año a año.
Posteriormente se firmó un tratado de paz y amistad con Japón en 1978 y Deng visitó Estados Unidos en 1979.
En 1983, se nombró a Li Xiannian como presidente de la República China confirmando el poder de Deng Xiaoping, que impuso un programa de modernización a través del sexto plan quinquenal (1981-1985). El partido comunista decidió establecer la desmaoización, abolió el cargo de presidente del partido y Hu Yaobang fue designado secretario general.
Deng Xiaoping con estas políticas inició un proceso de reformas económicas y apertura comercial al resto del mundo. Desde entonces, la economía china no ha dejado de crecer a un ritmo sorprendente.
En 1984 se firmó con Gran Bretaña el acuerdo para la anexión de Hong Kong en 1997 bajo la política de un país: dos sistemas.
Hubo un acelerado crecimiento económico y cierto grado de liberalización política, sin embargo después de que hubiera sido destituido Hu Yaobang como secretario general y posteriormente desaparecido y muerto, asignando en su lugar a y reemplazado por Zhao Ziyang, trajo como consecuencia que hubiera grandes manifestaciones estudiantiles las cuales duraron de diciembre 1986 hasta enero 1987 para reclamar libertades democráticas concluyendo con la matanza de estudiantes en la plaza de Tiananmen de Beijing. Tras esta sangrienta intervención del ejército y la posterior ola que hubo de represión y ejecuciones, Zhao Ziyang fue sustituido al frente del partido por Jiang Zemin.
Deng acabo por abandonar el poder en 1989 sin embargo sus partidarios siguieron sus mismas políticas reformistas bajo la apertura de una economía de mercado e impusieron un programa de construcción del socialismo con características chinas.
Jiang Zemin fue elegido Secretario general del partido comunista, En 1998 el presidente Clinton realiza una visita a China fortaleciendo los lazos entre Estados Unidos y la Republica Popular.
Finalmente Hong Kong es transferida por los británicos a China en 1997 y dos años más tarde sucedería lo mismo con Macau siendo transferida por los portugueses en 1999 manteniendo el status político de: Un País, dos sistemas.
El partido comunista chino abandono la idea de la lucha de clases para representar simplemente los intereses económicos y de progreso del país llegando a admitir a empresarios dentro de las filas de su partido.
China se vuelve miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), después de quince años de muy intensas negociaciones. En el XVI Congreso del partido comunista (2002) Hu Jintao sustituyó a Jiang Zemin en los cargos de secretario general y presidente del país quien bajo su liderazgo la economía siguiera creciendo lo cual ocasiono que China hubiera sobrepasado económicamente a las naciones más desarrolladas como Italia, Francia, el Reino Unido, Alemania y Japón, convirtiendo a la República Popular China en la segunda mayor economía del mundo tras Estados Unidos.
En 2013 fue reemplazado por el actual presidente Xi Jinping el cual en 2018 volvió a ser elegido Secretario para un segundo mandato manteniendo a China como un país promotor de la globalización aunque con los mismos principios del marxismo.
El actual crecimiento ha hecho que dentro de pocas décadas China se llegue a convertir en la primera economía a nivel mundial.





Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x