Qué hacer en  China China, es oficialmente conocida como la República Popular de China, llegando a ser un vasto país en el este de Asia aproximadamente del mismo tamaño que los Estados Unidos de América con la población más grande del mundo de casi 1.400 millones de ciudadanos.
China cuenta con costas en el Mar de China Oriental, la Bahía de Corea, el Mar Amarillo y el Mar de China Meridional, además de limitar con 14 países.
Este vasto país con su inmensa población ofrece un gran número de atracciones para conocer.
Las atracciones de China sin duda llegan a ser infinitas y nunca ningún turista se quedará sin cosas que ver. Especialmente cerca de las áreas costeras, si uno se queda sin cosas para ver en una ciudad, la siguiente suele estar a un corto trayecto en tren.
Si se es un aficionado a la historia, un amante de la naturaleza o alguien que simplemente quiere relajarse en una hermosa playa, China lo tiene todo desde la majestuosa Ciudad Prohibida de Pekín hasta el impresionante paisaje de Jiuzhaigou. Incluso si uno llegase a vivir en China durante muchos años, encontrará que siempre hay algo nuevo por descubrir en otra parte del país. Tal vez, como era de esperar, debido a su gran tamaño y su larga historia, China tiene el tercer mayor número de sitios del Patrimonio Mundial de la Unesco, después de Italia y España.
China también hace frontera con dos biorregiones; en el país se encuentran tanto la vida salvaje de Eurasia como la vida silvestre del sur de Asia.
Paisaje de Karst
Las montañas de gomitas y las colinas boscosas de pendiente abrupta con extrañas formaciones rocosas son las preferidas por los artistas chinos tradicionales por lo cual no son una fantasía creativa. De hecho, gran parte del sur y sudoeste de China está cubierto de formaciones rocosas extrañamente erosionadas conocidas como Karst. Karst es un tipo de formación de piedra caliza que lleva el nombre de un área en Eslovenia. A medida que las capas de piedra caliza se erosionan, la roca más densa o los bolsillos de diferentes piedras resisten la erosión formando picos. Las cuevas se ahuecan debajo de las montañas y pueden colapsar formando sumideros y canales que conducen a ríos subterráneos. En su aspecto más inusual, el karst se erosiona para formar laberintos de pináculos, arcos y pasadizos. El ejemplo más famoso se puede encontrar en el Bosque de Piedra (en chino: Shílín) cerca de Kunming en Yunnan. Algunas de las zonas turísticas más famosas de China cuentan con espectaculares paisajes kársticos: Guilin y Yangshuo en Guangxi, y gran parte de la provincia central y occidental de Guizhou.
Visitar la Gran Muralla China
Podrá parecer la elección más obvia, pero hay una razón por la que todos los que visitan China van a ver la gran muralla. ¡Es la opción número 1 para empezar a hacer cosas en China! sin embargo, no todas las partes de la gran muralla son iguales. Hay buenos muros para visitar y otros caminos que no son tan buenos para visitar.
Lo más recomendable es visitar la sección de la Gran Muralla MuTianYu sobre la sección Badaling. Badaling puede llegar a ser la sección más popular, ya que está más cerca de Beijing, pero la sección MuTianYu está mucho menos concurrida sin embargo estas secciones son más aisladas y se encuentran en un peor estado de conservación.
En esta última sección apenas se puede ver uno que otro turista.
Un buen momento para llegar a visitar esta muralla es en diciembre, debido a que no hay muchos turistas y el cielo llega a ser fresco y despejado. Se puede llegar a la Gran Muralla en transporte público desde Beijing.
Ciudad Prohibida
Es un recorrido fascinante caminar por la Ciudad Prohibida. Debido a que albergó a los emperadores y sus familias durante 500 años antes de la caída de la dinastía Quing.
Algo muy aconsejable para realizar después de esta visita sería subir a la colina Jingshan para ver la Ciudad Prohibida desde arriba.
Palacio de Verano
Uno de los rincones que son necesariamente indispensables para conocer al tener que visitar en Pekín es, sin duda, el Palacio de Verano donde los emperadores se refugiaban.


En la actualidad se puede ver un conjunto de recintos palaciegos rodeados de amplios y sorprendentes jardines, de forma que se ha convertido en un gran parque urbano muy concurrido por los capitalinos y los turistas.
Templo del Cielo
Otro lugar para conocer es el Templo del Cielo de Pekín en donde se encuentra el más importante conjunto de templos religiosos.
Los Guerreros de Terracota en Xi An.
Una de las cosas más recomendables para hacer en China es acercarte a Xi An para admirar los Guerreros de Terracota, este lugar alberga más de 8000 figuras de soldados y caballos a tamaño real, todos diferentes entre sí, los cuáles fueron encontrados de forma accidental en la década de los 70 del siglo pasado por un granjero. El fin de la construcción de estas estatuas era custodiar el Mausoleo del Primer Emperador Qin y que este siguiera dirigiendo su ejército a su mando después de su muerte. Los detalles de cada guerrero llegaran a sorprenderlo a uno.
Ciclo el muro de Xi an
Mientras se visita a los Guerreros de terracota, vale la pena quedarse en la antigua ciudad de Xi an.
Este lugar tiene la pared más intacta en toda China y una gran actividad para realizar aquí es alquilar una bicicleta para navegar alrededor de la parte superior de la pared que rodea toda la ciudad vieja.
Una vez que se haya terminado el recorrido, se puede visitar el barrio musulmán y disfrutar de deliciosas albóndigas. Mucha gente no piensa en pasar el rato con Xi an, pero sin duda si se llega a visitar será una de las actividades favoritas en China.
Balsa de bambú hasta el río Li.
No hay un momento chino más tradicional que tomar una balsa de bambú por el río Li.
Rodeado de bellas formaciones kársticas de Yangshuo, uno se puede deslizar a través de la niebla y disfrutar del paisaje como si se fuera un pescador de hace unos miles de años. Levantarse temprano para evitar las aglomeraciones y capturar fotos de la mejor manera es lo más recomendable.


Crucero las tres gargantas
El río Yangtzé puede haberse desbordado hace unos años, pero las tres gargantas aún son un viaje que vale la pena.
Este era sin duda el proyecto hidroeléctrico más grande del mundo y estaba destinado a proveer de energía eléctrica. Ya que China está creciendo tan rápidamente el proyecto solo terminó por beneficiar a una pequeña parte de la población, pero es un sitio increíble para ver.
El crucero que pasa por el lugar es relajante y el paisaje sin duda que llega a ser precioso.
Shanghai Skyline.
China está llena de ciudades espectaculares como Beijing y Hong Kong. Pero ningún horizonte en la tierra es tan espectacular como Shanghái.
Caminar a lo largo del Bund es un maravilloso paseo y no hay nada como ver la nueva ciudad al otro lado del río. Al observar la vista de la ciudad desde el Shangai Skyline uno no podrá creer que solo llevó 20 años construir ese horizonte que se puede observar desde este mirador.
No hace mucho tiempo todo eso que había alrededor era tierra de cultivo y la gente solía soñar con cruzar el agua para viajar hasta Beijing. Y al observar la ciudad ya no hay agricultores.
Los miradores del Skyline de Hong Kong y Shanghái dejaran boquiabierto a prácticamente cualquier visitante, la cultura es fascinante y el paisaje sin duda que es espectacular desde estos sitios.
Tomar una olla caliente en la provincia de Sichuan.
Una olla caliente en la provincia de Sichuan es la comida más emocionante que jamás se llegara a tener.
Los pimientos Huajiao de la región son tan picantes que acaban por entorpecer a la lengua. No es un calor que quema tanto como un calor que excita los sentidos. Es recomendable al visitar esta provincia hacerse el gran favor a uno mismo de comer una olla caliente en este gran lugar.
Visita los pandas gigantes de Chengdu.
Cuando se piensa en China, es casi imposible no imaginar al Giant Panda.
Los pandas son tan lindos, uno podría llegar a jurar que hay un hombre dentro de un traje de oso que finge ser un animal salvaje. Lamentablemente, el panda está gravemente en peligro de extinción, pero la base de investigación sobre pandas en Chengdu está haciendo lo mejor para criarlos en esta instalación de cría y para mantener la cara oficial de China viva y en buen estado en los años venideros.
Pasar tiempo en un parque local
La mejor manera de conocer a los lugareños en China es pasar el rato en un parque local.
La gente de China sabe cómo disfrutar de la vida y es algo que se verá claramente cuando visite un parque el día domingo. La gente canta karaoke, baila, práctica tai chi, camina por la pista y mucho más. El turista no se decepcionará si se pasa el rato en un parque local.
Pasear por el romántico Lago del Oeste (West Lake)
West Lake es la capital romántica de China y la mayoría de los chinos pasan sus lunas de miel en este mismo lugar.
Existe una hermosa leyenda sobre amor trágico que ocurrió en las orillas del Lago del Oeste.
Heilongjiang: Catedral de Santa Sofía, Harbin
La iglesia ortodoxa más grande en el este y sureste de Asia se encuentra en la ciudad con más acento ruso de China, Harbin.
Los expatriados rusos construyeron la estructura neo bizantina de 54 metros de altura y 721 metros cuadrados a principios del siglo XX como un símbolo espiritual para la comunidad ortodoxa local después de la guerra ruso-japonesa. La iglesia fue utilizada como almacén por el Partido Comunista durante aproximadamente dos décadas y ahora es un museo estatal que muestra la arquitectura, el arte y el patrimonio de la ciudad.
Hunan: Zhangjiajie.
Se dice que los gigantescos pilares de arena de cuarzo de Wulingyuan fueron la inspiración para las montañas flotantes de James Cameron en el planeta Pandora en su película ganadora del Oscar "Avatar".
En realidad, el área de Wulingyuan en Zhangjiajie, una ciudad en la provincia de Hunan en el sur de China, es el hogar de más de 3.000 de estas columnas de piedra. El pilar más alto en el bosque de piedra se encuentra a más de 400 metros de altura. Las autoridades de Wulingyuan han renombrado uno de los pilares "Mount Hallelujah", el nombre del pico flotante principal.
Zhangjiajie está a unos 320 kilómetros al noroeste de Changsha, la capital provincial de Hunan y es el principal centro de tráfico de la región.
Los trenes y vuelos directos están disponibles entre Zhangjiajie y muchas ciudades chinas, incluidas Beijing, Shanghai y Guangzhou.
Palacio de Brahma en Jiangsu.
El feng shui y el budismo tienen profundas influencias en China. Ambos se pueden encontrar en el Palacio de Brahma. Bajo el pie de la montaña Little Lingshan, y cerca del lago Taihu y el Lingshan Giant Budda de 88 metros de altura, el palacio personifica el feng shui chino; está rodeado de montañas y agua, presagiando tanto buena fortuna como salud.
Creado para el Segundo Foro Mundial de Budismo en 2009, el parque temático budista está lleno de lujo, con dorado y glamour dorado.
Monte Lu en Jiangxi.
Este es un sitio considerado como parte del patrimonio mundial de la Unesco desde 1996, el Parque Nacional Lushan, con su pieza central del Monte Lu, es más que una atracción turística. Es un símbolo cultural y espiritual de China. Más de 1.500 famosos pintores y poetas de diversos períodos de la China antigua y moderna como Li Bai de la dinastía Tang y Xu Zhimo en 1920, para nombrar solamente dos, han viajado hasta aquí para inspirarse en Lu. Los poemas de sus obras maestras están grabados en caligrafía en los acantilados de la montaña.
Wuyuan en Jiangxi.
Así es como Wuyuan (un pequeño condado ubicado en el cruce de las provincias de Anhui, Jiangxi y Zhejiang en el este de China) este lugar es más conocido por ser una de las zonas rurales más bellas de China. En este lugar se pueden encontrar flores coloridas en medio de un ambiente relajante, este lugar atrae a cientos de miles de visitantes cada primavera.
El Palacio de Potala en el Tíbet.
Este sorprendente edificio fue la antigua casa de invierno del Dalai Lama y sede del anterior gobierno gobernante tibetano, esta atracción de nueve pisos se encuentra a 3.700 metros sobre el nivel del mar, por lo que es el palacio más alto del planeta. La encarnación actual del Palacio Potala es un museo estatal. Quedan más de 1.000 habitaciones, así como el diseño original del Palacio Blanco (en donde se encontraban las viviendas del Dalai Lama) y el Palacio Rojo (que alguna vez fue el centro espiritual del budismo tibetano).
Todos los visitantes del palacio tienen restringida la estadía a una hora.
Pasar unos días en Hong Kong.
Hong Kong es casi como un país aparte dentro de la misma China, sin embargo es la ciudad más emocionante de China y puede llegar a ser encantador pasar tiempo allí. Hay tantas cosas que hacer en la ciudad como en las islas y parques circundantes. Si se visita China, hay que asegurarse de reservar unos días al final del viaje para explorar esta ciudad. Visitar esta ciudad es imprescindible para sentir que uno realmente estuvo en China.





Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x