CALLES QUE NO DEBES PERDERTE EN TU VIAJE A SEVILLA

  Aparte del mes de agosto donde cuando Sevilla se convierrte en una ciudad que ama la noche; dónde la vida empieza a notarse a a partir de la 6 de la tarde por el fuerte calor que alcanza temperaturas hasta los 45 grados, el resto del año Sevilla es una ciudad que ama el paseo, que adora al peatón y el andar por sus calles es de por sí uno de los motivos de visitar a ciudad. Sevilla es un museo abierto para recorrer andando y admirar y observar como las distintas épocas de la historia se fusionana, cómo las razas se mezclan y como las culturas se aabrazan y se diluyen , todo sin enemistarse con el paisaje y la naturaleza. 

Partiendo cómo es costumbre de muchos tours turísticos y muchos visitantes de la ciudad, desde la Torreo Del Oro como punto ombligo de la ciudad donde la ciudad raya a su alrededor en muchos ejes; 

El eje de la avenida de la constitución pasando por la catedral y adentrando por el casoco vijejo de la ciudad llegando hasta la alameda de Hércules; El eje del barrio de Santa Cruz para perderse en otra era y otros tiempos hasta llegar a la murrala de sevilla y la Macarena; . el eje de la orilla del río  y Torneo en sevilla para pasear por la modernidad creada por el la expo 92 y que aunque sorprendentemente modera no desentona con el carácter acogedor de pueblo que tiene Sevilla. La otra orilla de río adentrando por la Isla de La cartuja y la expo del 92; El eje de la plaza de España y la avenida de la palmera nos trasladan a la época de la hispanidad del 1929 con edificios clásicos y expresivos de las diferentes culturas iberoamericanas.

Aparte de todod estos recorridos bastante conocidos por el turista y las guias de viajes, Sevilla tiene otros rincones calles con encanto y secreto que sorprenden gratamente al turista por diferntes motivos.

Alameda de Hércules

Un nombre tan clásico está relacionado con que fue proyectada en mitad del Renacimiento. En 1574 el Conde de Barajas creó una avenida ancha dedicada a la armónica conjunción de fuentes y naturaleza. Los estilos renacentista y barroco se entremezclan para crear un espacio único en la ciudad sevillana. Su entrada está flanqueada con dos columnas que se extrajeron de un antiguo templo romano de la calle Mármoles. Para rememorar la gloria del Imperio, las esculturas de Julio Cesar y de Hércules fueron colocadas en su parte superior.

Puente de La Barqueta

El puente de la Barqueta situado en la ciudad de Sevillay cruza el río Guadalquivir. Fue construido entre 1989 y 1992 como un puente peatonal en arco para pasar del centro histórico a la Cartuja por Juan José Arenas de Pablo y Marcos Jesús Pantaleón Prieto . Se encuentra próximo al Parque Científico y Tecnológico y al parque temático Isla Mágica. Comunica la Cartuja con la Resolana y con el centro histórico a la altura del monasterio de San Clemente.

Puente del Alamillo

El Puente del Alamillo es un llamativo puente sobre el río Guadalquivir en Sevilla, que conecta el casco antiguo de la ciudad con la isla de La Cartuja. Fue diseñado por el arquitecto e ingeniero español Santiago Calatrava quien diseñara la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia y terminado en 1992, justo a tiempo para la Exposición Universal de Sevilla. Los desafíos técnicos que se presentaron en la construcción del diseño radical con un pilón sin soporte estuvieron a la par de los encontrados durante la construcción de los anteriores puentes emblemáticos como el Golden Gate y el Puente de Brooklyn. El elegante diseño del puente del Alamillo ha sido copiado en numerosas ocasiones por otros arquitectos y muchos puentes de todo el mundo presentan ahora un diseño simil

Puente de Triana o Puente de Isabel II

Los romanos rechazaron la idea de unir las dos orillas construyendo un puente estable. Los árabes optaron por un puente no permanente, por lo que en 1171, bajo el gobierno del califa almohade Abu Yacoub Yusuf, se construyó el llamado Puente de las Barcas, compuesto por trece barcos amarrados con cadenas que soportaban fuertes tablones de madera construido por los almohades. Su ubicación fue el actual emplazamiento del puente de Isabel II, El Castillo, en el lado de Triana, y a la altura de la puerta de la muralla, en el lado de la ciudad. Sin embargo, no podía ser reparado y se decidió optar por construir uno nuevo en hierro fundido, obra de Fernando Bernadet y Gustavo Steinacher en 1845.

Avenida de la Palmera

La Avenida de la Palmera que también es conocida como el "Paseo de la Palmera" es una importante vía pública de la ciudad de Sevilla, la cual durante casi todo el siglo XX era la puerta de entrada a la ciudad por el sur. Esta vía se conformó en el último tercio del siglo XIX, cuando en 1884 se acordó la prolongación del paseo de las Delicias en 1.358 metros, a partir de un paso a nivel del ferrocarril que se encontraba situado junto a la actual glorieta de México. Gracias a la Exposición Iberoamericana que hubo en el año de 1929, se logro transformar el aspecto de la avenida haciéndose mas ancha un par de años antes.

Avenida de Torneo

La Calle Torneo es una avenida muy importante de Sevilla, siendo una avenida muy ancha. A lo largo de la avenida se pueden encontrar varios negocios e importantes centros comerciales para realizar compras o si lo desea, esta avenida es ideal para caminar o correr o simplemente sentarse contemplando el rio o ver a los transeúntes caminar.

Avenida de la Constitucion

La Avenida de la Constitución en Sevilla (en español: Avenida de la Constitución) es la vía pública más importante de Sevilla que conecta el centro histórico de la ciudad comenzando en la famosa Plaza Puerta de Jerez con la Plaza Nueva en el mismo centro de la ciudad, donde el Ayuntamiento de Sevilla (Sevilla, España). Tiene 600 metros de largo. La actual avenida quedó fuera de la muralla que rodeaba la ciudad durante la época romana. Algunas de sus partes fueron ocupadas por el Guadalquivir. La zona cobró importancia en la Baja Edad Media, especialmente desde la construcción de una nueva mezquita (inaugurada en 1176) y la posterior reconquista de Castilla en 1248. Allí se instalaron comerciantes, artesanos y cambistas genoveses, impresores de libros y sastres. Tras el d

Calle Feria

La calle Feria es una de las calles de mayor personalidad de la ciudad de Sevilla, y se encuentra situada en el Distrito Casco Antiguo. Esta calle se extiende desde la calle Madre María Purísima de la Cruz (Antigua Viriato) para concluir en la calle Resolana tras un largo y recto trazado. Esta calle tiene su nombre de la feria o mercadillo de los jueves que se celebra desde el siglo XIII, siendo el más antiguo de la ciudad. En la actualidad las aceras se llenan de pequeños puestos o paradas en las que se venden principalmente antigüedades y objetos de segunda mano, aunque en sus orígenes se ofertaban todo tipo de artículos. En esta calle nació el famoso torero Juan Belmonte.

Calle Regina

La calle Regina se encuentra en la zona comercial de la ciudad, a lo largo de la calle se pueden encontrar tiendas, cafés, entre otros negocios, llegando a mostrar una idea de como pudo haber sido Sevilla años atrás. Esta calle es ideal para escaparse y experimentar la vida cotidiana de la ciudad.

Calle Sierpes

La calle Sierpes es una tradicional y concurrida calle comercial de la ciudad de Sevilla, que constituye una de las vías más significativas y emblemáticas de la ciudad. Esta calle se encuentra dentro del casco antiguo de la ciudad, comenzando en la Plaza de la Campana y terminando en la plaza de San Francisco, en la que se levanta el Ayuntamiento.​ Desde el siglo XIX esta calle es peatonal, es relativamente larga, rectilínea y desigual en su anchura. Tiene un gran actividad comercial y turística. También está la sede del Círculo Mercantil e Industrial. Por lo regular, después de la primavera cuando llega el calor, se acostumbra colocar toldos a la altura de las azoteas, por lo que ésta y otras calles alrededor quedan cubiertas por la sombra, para resguardar a los trans

Calle Betis

La calle Betis de Sevilla es una vía que recorre de forma paralela al cauce histórico del río Guadalquivir, en el barrio de Triana, en la ribera opuesta al núcleo central de la ciudad intramuros, llegando a ser una calle muy popular para los transeúntes, gracias a sus vistas destacadas de la ribera. Desde la que se pueden contemplar muchos de los edificios más destacados de la ciudad, como la Giralda, la torre del Oro, la Plaza de toros, la fachada de la iglesia del hospital de la Caridad o el Teatro de la Maestranza; y más allá, el palacio de San Telmo las torres de la plaza de España y los antiguos muelles de la ciudad, desde donde partían los barcos hacia el continente americano. La calle se encuentra entre el puente de Isabel II o «puente de Triana», como suele ser conoc