Viajar a Turquía

Historia de Turquía


Los orígenes del pueblo turco se remontan, en realidad, hasta los orígenes de la humanidad. En Asia Menor se han encontrado restos del Paleolítico que demuestran que en el 6,000 a.C. se produjo en esta zona el paso de tribus nómadas a las tribus sedentarias dedicadas a la agricultura. Este cambio en el modo de vida consiguió que ya en el siglo VI a.C. se desarrollaran algunas sociedades con características culturales propias como los hititas en Anatolia. De los siglos V al III a.C. los asirios, ubicados en Kultepe, habían desplegado una importante red comercial con Mesopotamia, importando y exportando todo tipo de productos.

Hacia el año 1.800 a.C. se funda el primer estado indoeuropeo. Son los hititas quienes lo consiguen a partir de conquistas (llegando incluso a dominar Babilonia) o a través de interesantes contratos que concedían autonomía a los pueblos bajo su dominio siempre y cuando no opusieran resistencia. El Imperio Hitita alcanzó su máximo esplendor en el año de 1,450 a.C. durante el reinado de Supiluliuma y se mantuvo hasta el año 1,200 a.C., fecha en la que las invasiones de los tracios acabaron con el imperio dejando tan solo pequeños asentamientos.

Durante los siglos XV y XIV antes de Cristo los hititas se enfrentaron a los hurritas, al Imperio de Muttani y a los bárbaros de la región del Ponto. Lo que buscaban los hititas era la expansión hacia los países alrededor del Éufrates.

Después se enfrentaron a los egipcios de Ramsés II (en el siglo XIII) por la repartición de Siria. Estos enfrentamientos llevaron al primer tratado de paz conocido en la historia, que se firmó en Qadesh en el año 1285 antes de Cristo.

Pero, poco a poco, los hititas se fueron debilitando y su imperio se deshizo al tiempo que otra civilización, los urarteos, comienzan a despegar. En el siglo VII antes de Cristo, con la creación de las ciudades soberanas, el imperio hitita se desvanece totalmente.

Del siglo IX al VI a.C. los urarteos comenzaron a tomar el relevo a los hititas. Su imperio se desarrolló en la zona que se encuentra entre los lagos Van, Sewan y Urmia. Los urarteos fueron enemigos acérrimos de los asirios que acabaron con su independencia con ayuda de los cimerios y los medas.

Los cimeros, a su vez, consiguieron acabar con otra de las sociedades que habían desarrollado una cultura propia, los frigios. A pesar de que hasta el año 546 a.C. se conservaron algunas ciudades importantes cerca de Afyon, la invasión de los persas acabó definitivamente con ellos. Las otras dos sociedades que también conservaron su independencia hasta la llegada de Ciro el Grande fueron los licios y los carios, ambos con un desarrollo cultural importante.

Desde el siglo XII a.C. comienzan a llegar lo que los antiguos egipcios llamaron "pueblos marineros", que fueron invadiendo las tierras de Anatolia y prácticamente todo el Oriente Medio. Eran los acadios, los lelegianos, los jonios, los dorios, los griegos, los micénicos, etc.

Para establecerse en las costas del Mar Negro tenían que cruzar el estrecho de Dardanelos y pagar el peaje a los troyanos. En “La Ilíada” se relata cómo vencieron a los troyanos y entraron sin pagar. La invasión de los pueblos del mar no fue dominadora, sino asimiladora. De tal manera que se enriquecieron las culturas autóctonas de Anatolia y las invasoras, mezclándose.

A partir del siglo V a.C. los persas, con los emperadores Ciro, Dario y Jerges, comenzaron a invadir Anatolia. Esta invasión duró más de un siglo, a lo largo del cual los persas también sufrieron derrotas como las de Maratón, Salamina y Platea.

Mientras los habitantes autóctonos de Asia Menor luchaban entre sí, los griegos fueron estableciendo importantes ciudades en la actual Turquía. Así nació Mileto en el VII a.C., Esmirna, Efeso y Priena, que en el año 500 a.C. deciden unirse para crear la federación de ciudades jónicas. Esta federación fue decayendo tras la destrucción de Mileto en el 494 a.c.

En el 333 a.C. Alejandro Magno conquista la zona y su imperio se extiende hasta la India, consiguiendo sintetizar la cultura oriental y la occidental. Era venerado en Egipto como hijo del dios Amón y también por los persas.

Tras la muerte de Alejandro Magno se funda el reino de Pérgamo, que dominó Eólia y Jonia (283-133 a.C.) y que alcanzó un alto nivel de civilización. Se crearon durante este reinado algunas de las ciudades más prestigiosas de la época, como Hierápolis o Antalya. Por su lado, la ciudad de Bitinia se desarrolló más en un marco oriental, pero con un florecimiento cultural y artístico extraordinario. Durante la época helenística el desarrollo científico es inminente y se crea, por ejemplo, la Escuela de Arquitectura Jónica. Se crean así templos como Artemisia, Dídimo o Euromos, y ciudades como Priene, Mileto, Teos o Magnesia.

Cuando muere Atalo III (último rey de Pérgamo) en el año 133 a.C. Pérgamo pasó a formar parte del Imperio Romano, que se extendió por Anatolia. Con la llegada de éstos se reparten los territorios de las provincias de Asia, Cilicia, Licia y Panfilia, más los estados de Ponto, Capadocia y Armenia. La situación política se estabiliza desarrollándose la economía y la cultura.

Anatolia ha sido considerada como tierra sagrada en numerosas ocasiones por ser una de las zonas donde se desarrollan numerosos episodios narrados en el Antiguo Testamento. El arca de Noé se había posado sobre el monte Ararat; Abraham vivió en Urfa y Harran; San Pablo nació en Tarso y recorrió Anatolia; El apóstol Juan escribió su evangelio en Éfeso; y en esta misma ciudad pasó sus últimos años la Virgen María.

Pero, sin duda, una de las fechas clave de historia de Turquía es el año 330 de nuestra era, cuando Constantino El Grande trasladó su capital a Constantinopla ("La ciudad de Constantino", actual Estambul). Se convertiría así en la capital del Imperio Bizantino, que adoptó el cristianismo primero como religión protegida y reconocida (Edicto de Milán, en el año 312) y, más tarde como religión oficial del imperio en el 380, durante el reinado de Teodosio.

El imperio bizantino vivió épocas de gran esplendor, manteniendo los residuos del imperio romano en oriente y defendiéndose de las invasiones bárbaras y turcas. El territorio de Anatolia fue escenario de numerosas Cruzadas y se desarrolló en las artes con una cultura propia. Sin embargo, los clanes y tribus nómadas de Asia Central fueron llegando a estas tierras, poco a poco, huyendo de la sequía y el hambre. Estaban formando una nueva civilización, los selyuquíes, que reinaron desde mediados del siglo XI hasta mediados del siglo XIII. Más tarde, una invasión mongólica ocupó Anatolia y los turcos otomanos fundaron uno de los imperios más grandes del mundo entre los siglos XV y XX.

Partiendo del principado de Eskisehir, se fue ampliando el territorio poco a poco hasta conquistar toda la costa de Bizancio. En 1453 d.C. Mehmet II el Conquistador, tomó Constantinopla, convirtiéndola en la capital del Imperio Otomano. Las conquistas continuaron y Selim I ampliaría el Imperio con la invasión de Egipto llegando, incluso, hasta La Meca y La Medina. El sultán se constituyó como el jefe espiritual de todos los musulmanes. Durante el califato del mítico Solimán “El Magnífico”, el territorio se extendió hasta Viena en el año de 1529. En ese momento el Imperio Otomano alcanza su mejor momento.

Los califas otomanos gobernaron durante 600 años gracias a un inteligente sistema político, permitiendo distintos tipos de religión, idioma y cultura. Este sistema “abierto” no sólo les facilitó el gobierno de pueblos muy distintos, evitando innecesarios enfrentamientos, sino que también enriqueció notablemente su cultura y su arte. Poco a poco se fueron perdiendo territorios y ya en el siglo XVIII el debilitamiento fue cada vez mayor hasta que desaparece el imperio durante la Primera Guerra Mundial y con la derrota de las potencias centrales, quedando el territorio y la política bajo el mando de las tropas aliadas.

Las ideas nacionalistas y la independencia alcanzada por otros países comienzan a tener sus frutos en la Turquía de aquellos años. Anatolia se convierte en un reducto desde el que el general Mustafa Kemal, conocido como Atatürk, emprende la lucha por la independencia del pueblo turco. La Guerra de la Independencia (1919-1922), se lleva a cabo con escasos medios por parte de los turcos. Sin embargo, ante el asombro internacional, se consigue la victoria estableciéndose, con la firma del Tratado de Lausana en 1923, la actual República de Turquía. En ese año la capital se traslada de Estambul a Ankara, se inician una serie de cambios como el reconocimiento de igualdad entre hombres y mujeres y se sientan las bases para una sólida democracia. En la actualidad Turquía es una república basada en un sistema parlamentario democrático. La Asamblea Nacional es elegida por el pueblo y el poder ejecutivo recae en el Consejo de Ministros presidido por el Primer Ministro. Turquía es miembro de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico), de la Organización de Cooperación Económica del Mar Negro, de la OTAN, del Consejo de Europa, del Parlamento Europeo, de la Asociación de la Conferencia Islámica, así como miembro asociado de la Unión Europea y candidato a ser miembro de dicha unión.

La economía turca se basa principalmente en el turismo. Sobre todo en el turismo cultural, dado el fascinante legado histórico que estas tierras han heredado. La agricultura turca (con cultivos de trigo, arroz, algodón, te, tabaco, avellanas y frutas) se ha desarrollado últimamente a través del Plan de Desarrollo del Suroeste (GAP), que ha dotado las tierras de canales, centrales hidroeléctricas y canales de regadío. Este plan también incluye la Presa de Atatürk, una de las diez más grandes del mundo. De otro lado, también Turquía posee minas de carbón, cromo, hierro, cobre, bauxita y azufre.



Transporte en Turquía

Antes de viajar a Estambul no olvides consultar la información relacionada con el transporte. Necesitarás saber cómo moverte por Estambul si quieres aprovechar al máximo tu estancia. Cómo utiliz...

Leer más

Fauna y flora de Turquía

Turquía ofrece hermosos contrastes en su flora y fauna de acuerdo a las diferentes zonas del país. Costas Las costas de Turquía, sobre todo las del Mar Negro, son la parte más fértil del país ...

Leer más

La Gente y sus costumbres en Turquía

Generalmente los turcos, de hermosos ojos, sonríen continuamente, sin embargo hay una condición indispensable para mantener la cordialidad con ellos y es el profundo respeto por su religión y por s...

Leer más

Antes de viajar a Turquía

Geográficamente Turquía se encuentra entre los continentes asiático y europeo. Cuenta con una gran riqueza histórica y cultural sin igual debido a que en su actual territorio se han asentado 3 d...

Leer más

Cultura de Turquía

Numerosas culturas han dejado muestras de su paso por la República de Turquía desde el Paleolítico hasta la época de máximo esplendor, durante el Imperio Otomano, el arte turco se ha reflejado en...

Leer más

Qué comer en Turquía

La gastronomía turca es sencillamente deliciosa. Los platos se preparan con ingredientes básicos de la gastronomía mediterránea: verduras frescas, frutas, aceite de oliva, carnes, pescados y excel...

Leer más

Qué hacer en Turquía

. Turquía cuenta con numerosos destinos turísticos, tanto por sus bellas playas como por su rica historia. Existen reliquias diversas como las antiguas ruinas de Éfeso o los balnearios de lujo a ...

Leer más

De Compras Por Turquía

Son muchas y variadas las cosas que se pueden comprar en Turquía y la mayoría a un precio muy asequible En los centros comerciales modernos y tiendas importantes son precios fijos pero en las...

Leer más

Visado Turquia

Visado Turquia. Uno de los aspectos legales que mas importan a la hora se visitar un país diferente, es el asunto del visado. Hemos hablado de muchos temas en los diferentes post que hemos visitado,...

Leer más
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x