Antes de viajar a  Turquía Geográficamente Turquía se encuentra entre los continentes asiático y europeo. Cuenta con una gran riqueza histórica y cultural sin igual debido a que en su actual territorio se han asentado 3 de los grandes imperios más grandes de la historia durante el transcurso de dos mil años: el griego, el romano y el otomano. Siendo hoy en día un país musulmán, allí se forjaron los cimientos de lo que es hoy el cristianismo.
Para entrar a Turquía es necesario llevar el pasaporte con una validez mínima de tres meses y un visado que se obtiene al llegar a la frontera. Los menores de 18 años, cualquiera que sea su edad (incluso bebés), deben ir documentados, bien con D.N.I. o pasaporte propios. Si viajan solos deben llevar, además la autorización de una persona adulta.
Los mexicanos que deseen viajar a Turquía requieren una visa electrónica la cual se puede tramitar online en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía a través de su sistema de solicitud de visa electrónica.
Otros países están exentos de visa, otros no tienen que pagar por la visa y otros es necesario pagar por la visa para entrar a territorio turco.
Los ciudadanos del resto de los países de Sudamérica como Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Colombia, por ejemplo están exentos de tramitar este visado electrónico mientras no se exceda de 90 días de la estancia.
Esto también es debido a que Turquía aun no forma parte de la Unión Europea ni tampoco del espacio Shengen.
Es recomendable llevar ropa de algodón y calzado cómodo durante su visita a Turquía. La ropa debe ser ligera si se va en verano ya que hace mucho calor. No olvide llevar un fuerte protector solar si se piensa disfrutar de las playas de Turquía, repelente para los mosquitos y medicamentos contra los trastornos gástricos, aunque las farmacias turcas suelen estar bien surtidas. Si se visita la región asiática en invierno es recomendable ir bien abrigado.
En cuanto a la vestimenta al visitar las mezquitas y lugares de culto tendrá que quitarse los zapatos al entrar. La vestimenta tiene que ser modesta para los hombres y las mujeres. Las mujeres deben cubrir su cabeza con un pañuelo. Además, los hombres y las mujeres deben usar ropa que le cubra las piernas y los hombros. El silencio es necesario en el interior de las mezquitas y la mayoría de las mezquitas están cerradas a las visitas durante las horas de oración, fuera de este aspecto no hay problema en cuanto al código de vestimenta.
La moneda oficial es la Lira turca. Se encuentran monedas de 5.000, 10.000, 25.000, 50.000, 100.000 y 250.000 liras y billetes de 500.000, 1.000.000, 5.000.000, 10.000.000 y 20.000.000 de liras turcas. Los cambios de moneda se pueden realizar en los bancos cuyo horario suele ser de 8.30 h a 12.00 h y de 13.30 h a 17.00 los días laborables. Cerrados los fines de semana y días festivos. Existen numerosas oficinas de cambio en los hoteles y en los aeropuertos. Aunque en las principales ciudades cada vez es más frecuente la aceptación de tarjetas de crédito no es aconsejable depender de ellas. Las más aceptadas son Visa, Master, Euro y Diners. Las más aceptadas son Visa, Master, Euro y Diners.
No se exige ninguna vacuna para ingresar al país, pero es importante hacerse de un seguro médico que cubra la asistencia tanto en la Turquía europea como en la asiática.
Las oficinas de correos turcas están señaladas con grandes carteles amarillos en los que se pueden leer las letras "PTT". Los horarios son de 8.00 de la mañana a 12 de la noche de lunes a viernes. Sábados y domingos de 9.00 a 19.00 h.
Para hacer llamadas en teléfonos públicos son necesarias las tarjetas telefónicas que se pueden adquirir en las oficinas de correos. El prefijo internacional de Turquía es el 0090. Y el servicio España Directo desde Turquía es el 0080-034-1177.
Los teléfonos deben ser de bandas 3G o 4G para poder ser usados, ya que en Turquía se utiliza el sistema GSM 1800,900 y 1900, antes de viajar es recomendable llamar a su operador local para poder activar el servicio roaming, las operadoras que funcionan en el país son Vodafone,Telsim,AVEA,Aria y Turkcell.
Las tiendas suelen abrir todos los días de 9.30 a 13.00 h y de 14.00 a 19.00 h. excepto los domingos. El Bazar de Estambul abre ininterrumpidamente de ocho y media a siete de la tarde. Los domingos está cerrado. Se recomienda regatear.
Los artículos que se pueden comprar en Turquía son alfombras, kilims, bordados, joyas, artículos de cobre, cueros, bisutería, piedras preciosas, telas orientales, sedas, marquetería, especias, café turco, té y antigüedades..
Las propinas suelen funcionar al igual que en muchos países. No son obligatorias pero es habitual dejar un 10 % del total de la factura, si se está satisfecho con el servicio recibido. No es costumbre dejar propina a los taxistas.
La corriente eléctrica es de 220 voltios. El enchufe en Turquía es igual que el europeo, por lo que no es necesario un adaptador de enchufe para viajar a Turquía.
El idioma oficial de Turquía es el turco, aunque también se hablan los idiomas kurdo, armenio, griego y el árabe en algunas regiones del país. Sin embargo, en inglés es posible entenderse perfectamente en casi todos lados, y en muchos lugares también se puede encontrar gente que hable español o castellano.
En caso de viajar en coche se circula por la derecha, es necesario el carné de conducir internacional, el pasaporte además de la documentación del vehículo entre otros documentos.
El país muy seguro, especialmente la gente de Turquía es muy amable y hospitalaria, es seguro caminar de noche sin miedo a ser robado sin embargo es necesario consultar con el hotel en donde se va a hospedar ante cualquier duda también es importante tener cuidado con los hurtos que puede haber en la calle y no aceptar cualquier comida que le sea ofrecida por cualquier persona.
Como excepción el Ministerio de Asuntos exteriores aconseja evitar la zona de Turquía del este fronteriza con Kurdistán.
Se recomienda tener cuidado con aceptar cualquier paquete sin saber qué es lo que contiene, ya que en caso de descubrirse que tiene posesión de drogas ya que la pena puede ser de entre 5 a 15 años de cárcel.





Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x