Viajar a Irán

Viajar a Irán

Excursiones . Tours . Fotos . Mapas . Traslados . Actividades
Hoteles . Coches . Entradas . Vuelos . Restaurantes . Información Irán

Bienvenido a Irán

Irán es un estado de Oriente Medio cuyo nombre fue Persia desde mil años antes de Cristo hasta 1935. Está situado en el sudoeste asiático y tiene una extensión tres veces mayor que la de España. Irán es considerado el decimoctavo país más extenso del mundo con 1 648 195 km², Irán además cuenta con una población aproximada de casi 80 millones de personas integrada por diversos gr ... Irán es un estado de Oriente Medio cuyo nombre fue Persia desde mil años antes de Cristo hasta 1935. Está situado en el sudoeste asiático y tiene una extensión tres veces mayor que la de España.

Irán es considerado el decimoctavo país más extenso del mundo con 1 648 195 km², Irán además cuenta con una población aproximada de casi 80 millones de personas integrada por diversos grupos étnicos.

Los países con los que limita son Afganistán, Pakistán, Turquía, Irak, Azerbaiyán, Armenia y la franja del enclave Azerbaiyán-Nakhicheván.

En el norte de Irán se encuentra el mar Caspio que es el mayor del mundo y es lo que queda del antiguo Mar Thetys. Se encuentra a 28 metros bajo el nivel del mar y tiene un ecosistema único aunque su pez más preciado, el esturión, no es endémico; llega a medir hasta 3 metros de longitud y de sus huevos se obtiene el mejor caviar del mundo.

Sus costas al sur están bañadas por el océano Índico con el mar de Omán al este y el golfo Pérsico al oeste separados por el estrecho de Hormuz; en el Golfo Pérsico se encuentran varias islas, la mayor de ellas, Gheshm, mide 1.491 km2, y las más pequeñas miden menos de 20 km2.

La mayor parte de Irán es una meseta subdesértica y esteparia de una altura media de 1.000 metros donde se encuentran cordilleras, con algunos picos que sobrepasan los 4.000 metros siendo el punto más alto del país el volcán Damavand con 5.671 m. En la cordillera Elburz hay bosques de especies típicas del clima húmedo como son los olmos, robles y fresnos y también hay pinos y cipreses. En los montes Zagros hay bosques de robles y pistachos salvajes.

En el centro del país se encuentran dos grandes desiertos: Dasht-e-Kavir conocido también como Kavir-e Namak o Gran Desierto Salado donde se encuentran pantanos y lagos de aguas saladas donde las temperaturas pueden llegar a los 50 °C en el verano; la temperatura media en enero es de 22 °C. Y Dasht-e-Lut o Desierto del Vacío, es el mayor y la zona más seca de todo el país (80.000 km2.)

Hay bastantes lagos en Irán, todos ellos salados, siendo el mayor el Urmia u Orumieh, con 4.868 km2 y una profundidad máxima de 20 mts; el lago Hamun, cerca de la frontera con Afganistán tiene diferente capacidad de agua y en determinadas épocas llega a ser uno de los mayores del país.

Sólo hay dos ríos de importancia, el más largo y caudaloso, el Karun (900 km.) y el Sefid (800 km) que desemboca en el mar Caspio que junto con sus afluentes permiten el desarrollo de la agricultura en sus cuencas igual que en las llanuras litorales.

Irán es una sociedad culturalmente diversa, y las relaciones interétnicas son generalmente amistosas. El grupo étnico y cultural predominante en el país está formado por hablantes nativos de persa. Pero las personas que son generalmente conocidas como persas son de ascendencia mixta, y el país tiene importantes elementos turcos y árabes, además de los kurdos, baluches, Bakhtyārī, lurs, y otras minorías más pequeñas (armenios, asirios, judíos, brahuis, y otros). Los persas, kurdos y hablantes de otras lenguas indoeuropeas en Irán son descendientes de las tribus arias que comenzaron a emigrar de Asia Central a lo que ahora es Irán en el segundo milenio antes de Cristo. Los de ascendencia turca son descendientes de tribus que aparecieron en la región -también de Asia Central- a partir del siglo XI d.C., y la minoría árabe se asentó predominantemente en el suroeste del país (en Khūzestān, una región también conocida como Arabistán) tras las conquistas islámicas del siglo VII. Al igual que los persas, muchos de los grupos étnicos más pequeños de Irán trazan su llegada a la región desde la antigüedad.

El rico legado cultural del país se refleja en gran parte gracias a sus 22 Sitios Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, siendo el tercero más grande de Asia en albergar sitios patrimoniales y el undécimo más grande del mundo. Irán es un país multicultural compuesto por numerosos grupos étnicos y lingüísticos, el mayor de los cuales son los persas (61%), azeríes (16%), kurdos (10%) y luros (6%).

Los kurdos ha sido una población que habita tanto en áreas urbanas como rurales (una parte significativa de estos últimos se consideran nómadas), y se concentran en las montañas occidentales de Irán. Este grupo, que constituye sólo una pequeña proporción de la población iraní, se ha resistido a los esfuerzos del gobierno iraní, tanto antes como después de la revolución de 1979, para asimilarlos a la corriente principal de la vida nacional y, junto con sus compatriotas kurdos en las regiones adyacentes de Irak y Turquía, ha buscado la autonomía regional o el establecimiento de un estado kurdo independiente en la región.

También habitan en las montañas occidentales, los Luros seminómadas, considerados descendientes de los habitantes aborígenes del país. Estrechamente relacionados están las tribus Bakhtyārī, que viven en las Montañas Zagros al oeste de Isfahán, Los Beluches son una minoría más pequeña que vive en el Beluchistán iraní, que limita con Pakistán.

El grupo turco más grande es el de los azerbaiyanos, un pueblo de agricultores y pastores que habitan las provincias fronterizas en la esquina noroeste de Irán. Otros dos grupos étnicos turcos son Qashqāī, en el área de Shīrāz al norte del Golfo Pérsico, y los turcomanos, de Khorāsān en el noreste.

Existe también la presencia del grupo armenio, quiénes hablan él armenio como su primer idioma. Las estimaciones de su número en Irán varían de 70,000 a 200,000 personas. Las áreas con una mayor concentración de armenios incluyen el barrio de Jolfa (Nor Jugha) de Tabriz, Teherán e Isfahán.

Aunque el persa (farsi) es el idioma predominante y oficial de Irán, se hablan varios idiomas y dialectos de tres familias lingüísticas: indoeuropeo, altaico y afroasiático.

Aproximadamente tres cuartas partes de los iraníes hablan una de las lenguas indoeuropeas. Poco más de la mitad de la población habla un dialecto del persa, una lengua iraní del grupo indo iraní. El persa literario, la variante más refinada de la lengua, es comprendido hasta cierto punto por la mayoría de los iraníes. El persa es también el idioma predominante en la literatura, el periodismo y las ciencias. Menos de una décima parte de la población habla kurdo. Tanto los Luros como Bakhtyārī hablan Lurī, un idioma distinto pero estrechamente relacionado con el persa. El armenio, una sola lengua de la familia indoeuropea, es hablado sólo por la minoría armenia.

La familia altaica está representada abrumadoramente por las lenguas turcas, que son habladas por aproximadamente una cuarta parte de la población; la mayoría habla azerbaiyano, una lengua similar al turco moderno. La lengua turkmena, otra lengua turca, es hablada en Irán por sólo un pequeño número de turcomanos.

De las lenguas semíticas de la familia afroasiática, el árabe es la más hablada, pero sólo un pequeño porcentaje de la población la habla como lengua materna. La principal importancia de la lengua árabe en Irán es histórica y religiosa. Después de la conquista islámica de Persia, el árabe virtualmente subsumió el persa como lengua literaria. Desde entonces, el persa ha adoptado un gran número de palabras árabes -quizás un tercio o más de su léxico- y ha tomado prestadas construcciones gramaticales del árabe clásico y, en algunos casos, coloquial. Incluso el actual alfabeto del persa es de origen arábigo. Bajo la monarquía, se hicieron esfuerzos para purgar elementos árabes de la lengua persa, pero estos tuvieron poco éxito y cesaron inmediatamente después de la revolución. Desde entonces, en las escuelas se ha hecho hincapié en el estudio del árabe clásico, la lengua del Corán, y el árabe sigue siendo la lengua predominante en el discurso religioso.

Antes de 1979, el inglés y el francés, y en menor medida el alemán y el ruso, eran ampliamente utilizados por la clase educada. Las lenguas europeas se utilizan con menos frecuencia, pero todavía se enseñan en escuelas y universidades.

Religión:

La gran mayoría de los iraníes son musulmanes de la secta shia, que es la religión oficial del estado. Los kurdos y turcomanos son predominantemente musulmanes sunitas, pero los árabes de Irán son sunitas y chiitas, pequeñas comunidades de cristianos, judíos y zoroastrianos también se encuentran en todo el país.

Históricamente, las religiones iraníes primitivas como la religión proto-iraní y el subsiguiente zoroastrismo y maniqueísmo fueron las religiones dominantes en Irán, particularmente durante las eras media, aqueménida, parta, y sasánida. Esto cambió después de la caída del imperio sasánida por la islamización que siguió a la conquista musulmana de Irán. Irán era predominantemente sunita hasta la conversión del país (así como de la población de lo que hoy es la vecina República de Azerbaiyán) al islam chiita por orden de la dinastía Safavi en el siglo XVI.

Hoy en día, el Islam shia es la religión oficial del Estado, que es profesada entre el 90% y el 95% de los musulmanes. El clero iraní ha sido la fuerza política y social predominante en Irán desde la revolución islámica de 1979.

La tolerancia religiosa, una de las características de Irán durante la monarquía Pahlavi, llegó a su fin con la revolución islámica de 1979. Mientras que los cristianos, judíos y zoroastrianos son reconocidos en la constitución de 1979 como minorías oficiales, la atmósfera revolucionaria en Irán no era propicia para el trato igualitario de los no musulmanes. Entre ellos, los miembros de la fe Bahāī -una religión fundada en Irán- fueron las víctimas de la mayor persecución. La población judía, que había sido importante antes de 1979, emigró en gran número después de la revolución, sin embargo existe aún una importante comunidad judía, siendo la mayor comunidad judía del medio oriente, fuera de Israel; especialmente en la ciudad de Isfahán cuenta con una gran presencia, además de tener representantes en el parlamento iraní.

Gobierno:

Irán es una república islámica unitaria con una cámara legislativa. La Constitución del país de 1979 estableció un sistema mixto de gobierno, en el que el poder ejecutivo, el parlamento y el poder judicial son supervisados por varios órganos dominados por el clero. A la cabeza tanto del estado como de las instituciones de supervisión se encuentra un clérigo de alto rango conocido como el rahbar, o líder, cuyos deberes y autoridad son los que generalmente se equiparan a los de un jefe de estado.

El Líder de la Revolución ("Líder Supremo") es responsable de delinear y supervisar las políticas de la República Islámica de Irán.

Economía:

El obstáculo más formidable al que se enfrenta la economía iraní sigue siendo su constante aislamiento de la comunidad internacional. Este aislamiento ha obstaculizado el crecimiento a corto y largo plazo de sus mercados, ha restringido el acceso del país a la alta tecnología y ha impedido la inversión extranjera. El aislamiento de Irán es producto tanto de la xenofobia de sus políticos más conservadores -que temen los enredos posimperiales- como de las sanciones impuestas por la comunidad internacional, en particular por Estados Unidos, que acusa a Irán de apoyar el terrorismo internacional. La Ley de Sanciones a Irán y Libia de 1996 amplió un embargo estadounidense existente a la importación de productos petroleros iraníes para incluir prohibiciones extensivas a la inversión tanto por parte de compañías estadounidenses como no estadounidenses en Irán. Estas prohibiciones incluían la prohibición de la especulación extranjera en el desarrollo petrolero iraní, la exportación de alta tecnología a Irán y la importación de una amplia variedad de productos iraníes a Estados Unidos. Las tentativas de los políticos iraníes de mentalidad reformista de abrir su país a la inversión extranjera han tenido un éxito limitado, pero a principios del siglo XXI se mantuvieron las sanciones de Estados Unidos.

Los objetivos a largo plazo de Irán desde la revolución de 1979 han sido la independencia económica, el pleno empleo y un nivel de vida cómodo para sus ciudadanos, pero a finales del siglo XX el futuro económico del país estaba lleno de obstáculos. La población de Irán se duplicó con creces en ese período, y su población creció cada vez más joven. En un país que tradicionalmente ha sido tanto rural como agrario, la producción agrícola ha caído constantemente desde la década de 1960 (a finales de la década de 1990 Irán era un importante importador de alimentos), y las dificultades económicas en el campo han llevado a un gran número de personas a emigrar a las ciudades más grandes. Las tasas de alfabetización y de esperanza de vida en Irán son altas para la región, pero también lo es la tasa de desempleo, y la inflación se sitúa regularmente en el orden del 20 por ciento anual. Irán sigue dependiendo en gran medida de su única industria importante, la extracción de petróleo y gas natural para la exportación, y el gobierno se enfrenta a una dificultad cada vez mayor para proporcionar oportunidades a una mano de obra más joven y mejor educada, lo que ha llevado a un creciente sentimiento de frustración entre los iraníes de clase baja y media. Pese a todos estos indicadores, Irán es un país abierto al turismo internacional.

El Transporte en Irán

Irán sorprende con sus colores y sus antiguas atracciones, pero eso no es todo. El país está bastante bien desarrollado, a pesar de los prejuicios que durante mucho tiempo han mantenido a los turis...

Leer más

Fauna Y Flora de Irán

A pesar de los grandes desiertos que cubren parte del territorio del país, los bosques ocupan cerca del 11 por ciento de la superficie, a la que hay que sumar la amplia vegetación que se encuentr...

Leer más

La Gente y sus costumbres en Irán

En el año 2011 la población de Irán era cerca de 81 millones. La población de Irán creció rápidamente durante la segunda mitad del siglo XX, pasando de unos 19 millones en 1956 a unos 75 mil...

Leer más

Antes De Viajar A Irán

La moneda oficial de Irán es el “rial” y sólo se puede cambiar en el país. Se divide en 100 dinares pero normalmente los iraníes no cuentan en riales sino en “tomanes” ; un tomán equiva...

Leer más

Comer En Irán

La cocina iraní es rica y variada y está basada sobre todo en el arroz, que se prepara de múltiples formas, verduras frescas y frutas y también carne. Aunque está condimentada con hierbas aromát...

Leer más

Qué hacer en Irán

Irán es una de las cunas de la civilización, por lo cual el objetivo de cualquier turista debe de ser el conocer una de las culturas más antiguas del mundo. El imperio persa formó la historia tem...

Leer más

Qué Comprar En Irán

Muchos son los productos típicos que se pueden comprar en Irán, entre los más apreciados están las cerámicas, kilims, turquesas , miniaturas, azafrán , artículos de piel, pistachos, dátiles, ...

Leer más

Visado De Entrada A Irán

Para viajar a Irán los ciudadanos españoles necesitan pasaporte y un visado que se obtiene en la Embajada de Irán, c/Jerez nº 5, Madrid. El horario es de lunes a viernes de 8:00 a 4,30 y su teléf...

Leer más
Más imágenes de Irán




Todo sobre Irán

Busca en Flicker fotos de Irán

Videos sobre Irán

Mapa de Irán

Noticias de Irán

Busca en Google las mejores fotos de Irán

Irán en Wikipedia

Enlaces sobre Irán

Más sobre Irán





Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x