Comer en Perú

La gastronomía de Perú tiene su origen en la mezcla entre los platos indígenas y españoles. Este particular encuentro ha dado por resultado la cocina criolla, caracterizada por los sabores fuertes, excitantes y sobre todo, deliciosos.
A pesar de que existen diversas ofertas regionales, la comida peruana está muy uniformada, razón por la que encontrará la mayoría de los platos en la mayoría de los sitios, a excepción de la zona de la sierra, donde los pescados y los mariscos son menos frecuentes.
Los desayunos se sirven muy temprano, mientras que el almuerzo comienza al mediodía y se extiende hasta las 15.00 h. En cuanto a la cena, suele servirse a partir de las 19.00 h. En los sitios más turísticos siempre encontrará algún lugar para comer algo.
Entre la variada oferta le invitamos a que comience por una ensalada de palta, es decir una ensalada de aguacate, cortado en finas lonchas y acompañado de lechuga fresca, aceite, vinagre y sal. O bien una palta a la jardinera, rellena de verduras frías o quizás, la palta a la reina, rellena de ensalada de pollo. Pruebe las papas a la huancaina, preparadas con pimientos, queso fresco y “palillo”, un colorante que le da un especial sabor. El rocoto relleno es otra posibilidad que, aunque un poco picante, es una verdadera delicia. Se trata de pimientos rojos rellenos de carne y arroz, bañados con una suave salsa. Disfrute de una ocopa, típica de Arequipa, a base de patata, queso, especies y picante. Si lo que le gustan son las sopas, conocidas en Perú como “chupes”, le recomendamos la sopa criolla preparada con fideos, especias, carne de vaca, huevo, leche y verduras. La sopa a la minuta consiste en carne picada con fideos, mientras que el chupe de garbanzos y cordero, es un plato consistente a base de garbanzos, fideos, carne y arroz. A la sopa que se prepara con gallina y trigo se le conoce como llunca, toda una delicia.
En cuanto a los segundos, la lista es muy variada, destacando los platos preparados con carne de vaca. Comience por un buen lomo (filete de vaca) a la plancha o salteado, una de las especialidades del país. Se prepara a base de carne troceada, cebolla y tomate, acompañado de patatas fritas y arroz. Continúe con un buen chancho (cerdo) al horno, sencillamente asado. Si lo prefiere, le aconsejamos la pachamanca, el plato indígena más popular y que consiste en carne envuelta en hojas de plátano, cocinado en un hoyo sobre piedras calientes. Para platos más exóticos pruebe el cuy a la criolla, conejillo de Indias, frito y sazonado con salmuera o el cuy chactado, sencillamente asado. Pruebe el caucau a la limeña, tripas de vaca con patatas y la caraculpa, patatas secas con gallina o cerdo.
Otro de los platos más solicitados son los anticuchos de corazón, cocinados a la brasa, ají y acompañados de vísceras. En algunas zonas, los anticuchos se preparan con lomo de vaca.
Si aún tiene apetito, no deje de probar los chicharrones, grandes trozos de carne de vaca o de cerdo, fritos hasta que su exterior tiene un aspecto crujiente y acaramelado o bien, los tamales, maíz molido y hervido, con carne de cerdo, huevos duros y condimentos picantes.
Si lo suyo son los pescados, en la zona costera y en Lima encontrará el mejor cebiche (especialmente en el restaurante El Piloto, de camino a Paracas, uno de los sitios más sabrosos y limpios del Perú). Este es el plato nacional, preparado con trozos de curvina cruda macerada en limón y acompañada de cebolla, pimienta, cilantro, un poco de picante y sal. También se sirven cebiches mixtos, preparados con conchas y moluscos o cebiches de camarones. Si prefiere puede decantarse por una corvina a la chorrillana, frita en aceite de achiote o bien, por un pescado a la pejerrey, rebozado y frito. En el Amazonas, estamos seguros de que quedará enamorado del pescado dorado, en cualquiera de sus presentaciones.
Para finalizar un buen postre. Si algo caracteriza a los peruanos es el hecho de ser muy golosos. Entre los más frecuentes está la mazmorra morada, a base de maíz cocido, azúcar, clavo, frutas, zumo de limón y canela; el panqueque (crepa) de manjar blanco, leche condensada hasta alcanzar un tono café, gelatinas de todos los colores y sabores y los picarones, churros de harina de yuca, empapados de miel de caña de azúcar, clavo y anís.

Bebidas
Si le gusta la cerveza, le aconsejamos que pruebe la peruana, que según los entendidos es de muy buena calidad. Existen varias marcas, pero las más solicitadas son la Cusqueña, Arequipeña, Pielsen. Real y Cristal. En cuanto a vinos, destacan los de las zonas de Ica, Tacama y Ocucaje. Los hay tintos, rosados y blancos y merece la pena degustarlos.
Si prefiere bebidas más autóctonas pruebe la chicha (sora) de jora, la bebida sagrada de los incas, preparada a base de maíz fermentado. La chicha morada, preparada con maíz morado no contiene alcohol y tiene un sabor más dulce.
En cuanto al agua, es muy recomendable evitar el agua de grifo y beber sólo agua embotellada. Generalmente es agua con gas ya que el agua “sin gas” no se acostumbra. El café peruano es muy bueno y se elabora al estilo puchero americano. En algunas regiones, como en Arequipa, se prepara muy condensado y basta sólo un “chorrito” de café para preparar el café con leche. A los tes se les conoce como “mate”. En las zonas de la sierras el más frecuente es el mate de coca, un buen digestivo.
Las gaseosas se encuentran por todos los sitios y además de las marcas internacionales, destaca la Inka Cola, el refresco nacional. Es de un color amarillo y de un sabor muy dulzón.
En cuanto a licores, el más frecuente es el aguardiente pisco. Suele servirse en su versión “pisco sour”, un cóctel a base de zumo de limón, clara de huevo, azúcar, almíbar, hielo picado y bítter. En los últimos años se han creado nuevas formas de servir el pisco en diferentes cócteles como el Chiclano de pisco, con ginger ale o el Capitán, mezclado con vermut. No olvide probar el guindado, un licor hecho de guindas y aguardiente local a base de caña de azúcar.
Finalmente si de entre todas las posibilidades de bebidas no encuentra una de su agrado, los zumos de frutas serán su perdición. Los hay de naranja, papaya, piña, uva, maracuyá, mora, melón, sandía, plátano, guayaba, etc.
id: 135292
  • Volver a Artículo : Información sobre Perú


  • Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x