La Colonia de Perú

Francisco Pizarro fundó Lima en el año de 1535, para mantener las comunicaciones con España. Lima se transformaría en la capital del Virreinato del Perú, que, en los siglos venideros, se convertiría en el principal centro político, social y comercial de la zona andina.
En un principio la economía se basaba en el disfrute de las riquezas acumuladas por los indígenas y en las licencias que se otorgaban para buscar oro en las numerosas “huacas”, templos sagrados de adobe. Agotados estos recursos se inicia la explotación de los minerales y los corregimientos, territorios gestionados por la corona, sentando las bases para la explotación indígena. El Virreinato, en su máximo esplendor, se extendía entre los territorios comprendidos entre Panamá y Argentina. Se impuso por decreto real, que todo el comercio de Suramérica pasará por Lima, situación que se prolongaría hasta finales del siglo XVIII, cuando tienen lugar las primeras rebeliones independentistas. La más sobresaliente de esta estas revueltas fue la liderada por Tupac Amaru II.
El 26 de junio de 1541, Francisco Pizarro era asesinado por un grupo de sicarios en su suntuoso palacio.
id: 182750
  • Volver a Artículo : Historia de Perú


  • Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. x